Pieza patrimonial de noviembre de 2008

DAGUERROTIPO DE BENJAMÍN VICUÑA MACKENNA

De los documentos fotográficos en torno a la juventud de Vicuña Mackenna (veintidós años) se destacan dos daguerrotipos de forma oval en recuadro dorado, hechos en Estados Unidos en 1853, los cuales se conservan intactos en la caja patrimonial de la bóveda del museo, sin duda los más importantes por su carácter de reliquias, conservados en sus estuches originales de cuero externo y terciopelo burdeo en su interior.

14/11/2008

Fuente: Museo Nacional Benjamín Vicuña Mackenna

Uno de ellos, en la fotografía, -conforme a la descripción minuciosa de uno de sus nietos- "es hermosísimo y presenta a Vicuña Mackenna en la hora inicial de su juventud, exultante de simpatía y de belleza varonil. La fisonomía muy clara y luminosa; los ojos se adivinan azules, rubio el cabello, fina la boca sobre la cual cae un bigote corto, la nariz de un modelado perfecto, el mentón gracioso y enérgico; hay en el conjunto, que muestra el paso de la adolescencia a la mocedad, una fuerza de simpatía y de gracia irresistible. Está de medio cuerpo, con una blusa blanca y y un chaleco de seda ligeramente rayado (que inspiraron en el traje y en la postura de los brazos a Plaza Ferrand, sin duda) y tiene cruzados los brazos sobre el pecho". (1) Fue obsequiado por su viuda, la señora Victoria Subercaseaux Vicuña, al autor de esta poética descripción y las medidas exactas son de 5 cm. de ancho por 6,2 cm. de alto, con diseños florales en ambas caras externas del estuche y en el terciopelo burdeo interior, algo desgastado. Otro daguerrotipo, no menos bello, velado por años por su hija menor Eugenia Vicuña Subercaseaux, "y acaso un poco anterior en el tiempo, si se toma en cuenta el largo de la cabellera que recuerda estampas románticas. Muéstralo en el albor juvenil, adornado el rostro con abundosa cabellera; el bigote abierto en dos ramas que dejan despejada la boca; el mentón, partido con una sombra de bello, emerge de una capa obscura y el cuelo (sic) de la camisa abre sobre el rostro. En esta efigie hay una delicada nota de ensueño que viene de la mirada envuelta en lejanías de ideal; los ojos grandes, rasgados, reciben como un velo de las cejas y de los párpados, y el tono del conjunto dice de las solicitaciones románticas que imprimieron el sello de heroísmo civil y de honda poesía que emana toda esta etapa inicial de su vida". (2) Algo superior en medidas al anterior, 7 cm. de ancho por 8,2 cm. de alto, carece de diseño en ambas caras del estuche de cuero y en el terciopelo burdeo interior, también desgastado. En su reverso, en forma circular, figura inscripción en dorado: "R. Lowe, Promenade Cheltenham". (1) Eugenio Orrego Vicuña, Iconografía de Vicuña Mackenna, Santiago, Universidad de Chile, agosto y diciembre de 1939, tomo primero, págs. 276 y 277, tomo segundo, pág. 13 y lámina VIII. (2) Orrego, op. cit., tomo segundo, pág. 13 y lámina IX.

Recursos adicionales

Materias: Antropología
readspeaker