La pieza patrimonial de enero de 2007

PABELLÓN HISTÓRICO DEL MUSEO

Una hermosa y valiosa construcción de 1874, que sirvió a Benjamín Vicuña Mackenna como archivo, biblioteca y lugar de trabajo, se conserva intacta gracias al cuidado de varias generaciones.

15/01/2007

Fuente: Museo Nacional Benjamín Vicuña Mackenna

Con este nombre se conoce una construcción de 1874, situada como anexo en el antejardín de la Quinta del Camino Cintura (actual Av. Vicuña Mackenna) donde don Benjamín Vicuña Mackenna fijó su domicilio. El político e historiador instaló en ese pabellón su archivo y biblioteca. "El torreón, que advertían los visitantes al entrar, -cuenta su nieto Eugenio Orrego Vicuña- era un verdadero museo, pues allí se mostraban toda suerte de trofeos y de armas de guerra pertenecientes a diversos períodos de la historia chilena, desde los mosquetes que encontrara en Valdivia en alguna excursión de juventud..." hasta la piedra sillar que le sirve de base, proveniente de los molinos de Catalina de los Ríos y Lisperguer, más conocida como "La Quintrala". Adosados al muro de entrada se encuentran algunos proyectiles antiguos, de gran dimensión, usados en cañones de artillería naval y terrestre del siglo XIX. Del mismo modo, se hallan incrustadas algunas piedras rituales de origen incásico. Entre otros objetos, al interior del Pabellón Histórico se conservan: un catre de bronce con dosel, un ropero con espejo de cuerpo entero, un brasero de bronce, una cómoda, un diván y un escritorio, todos de la centuria decimonónica. La fachada lateral que da a la avenida Vicuña Mackenna exhibe sendas placas de mármol referidas a la historia del Pabellón y a la estadía del historiador y estadista argentino Bartolomé Mitre (amigo de Vicuña Mackenna) en ese lugar. El "Pabellón Histórico" del Museo Vicuña Mackenna -que sirve de lugar de trabajo para el Director de la institución- se conserva intacto a pesar del paso de los años. Esto ha sido posible gracias a su sólida construcción y a los cuidados de quienes lo han tenido a su cargo. Fue pintado por última vez en noviembre de 2006, con motivo de la colocación de la placa recordatoria a la amistad entre Benjamín Vicuña Mackenna y Bartolomé Mitre.

Recursos adicionales

Materias: Antropología
readspeaker