Pieza patrimonial de octubre de 2006

FOTOGRAFÍA SOBRE SEDA DE LA MAQUETA DE RODIN PARA EL MONUMENTO A BENJAMÍN VICUÑA MACKENNA EN SANTIAGO DE CHILE

No queda ubicado otro rastro que esta fotografía sobre seda, reproducida en varias oportunidades por sus descendientes, que doña Victoria Subercaseaux Vicuña, su viuda, conservó en su salón íntimo hasta la muerte y hoy se exhibe en una de las vitrinas de la tercera sala de la muestra permanente del Museo Nacional Benjamín Vicuña Mackenna.

03/10/2006

Fuente: Museo Nacional Benjamín Vicuña Mackenna

A raíz de la muerte de Benjamín Vicuña Mackenna, acaecida el 25 de enero de 1886, se constituyeron tres comisiones para honrar su memoria. La primera, compuesta de intelectuales y hombres públicos destacados, con el propósito de publicar sus Obras Completas; la segunda encargada de colectar fondos destinados a la erección de un monumento nacional; la tercera, de militares y navales, con el de levantarle una estatua que simbolizase la gratitud de los de los veteranos de la Guerra del Pacífico y de las fuerzas armadas. La comisión civil trabajó largos años. La primera fase de su labor, o más bien dicho la primera comisión, porque en realidad hubo dos, contó entre sus miembros a don Augusto Matte, a don Aníbal Zañartu, a don Ramón R. Rosas, a don Carlos Cousiño, a don Juan Miguel Dávila Baeza y a don Carlos T. Robinet, que fue secretario. Asesorada por don Carlos Morla Vicuña, a la sazón Ministro de Chile en Francia, encomendó la obra al escultor parisino François-Auguste-René Rodin (1840-1917), quien presentó una maqueta, desaparecida en 1892, cuando se produjo, al parecer de manera intencionada, el incendio de la Casa-Quinta del Camino de Cintura (actual museo) donde había vivido don Benjamín. Esa maqueta, de la cual conserva se conserva sólo esta fotografía sobre seda, compuesta por el gran escultor francés en la época de su plenitud, es de inmenso mérito. En su concepción se combina el sentido de lo clásico con la inspiración profunda del artista, cuya alma empujaba el cincel por los nuevos caminos de su estatuaria. Don Benjamín aparece de pie, inclinando su cabeza sobre un libro, casi flotantes las vestiduras. La fisonomía parece representar un tipo intermedio entre el Intendente y el tipo Guerra del Pacífico. El pedestal, alto y de severas líneas clásicas, tiene en su cuerpo medio una hermosa figura alegórica - tan grande como la de Vicuña Mackenna - que representa el genio de la historia, simbolizado en una mujer que parece surgida de la piedra misma, en la que se apoya, con las alas desplegadas, extendida la mano y la boca entreabierta como en un pregón supremo. En el tercer cuerpo del pedestal, adornado de guirnaldas, hay un bajo relieve que representa a Vicuña Mackenna rodeado de personajes que son sus partidarios y de símbolos. ¿Por qué no se ejecutó la obra del gran Auguste Rodin? La causa ha permanecido un poco en la penumbra, pero parece ser que la comisión no supo valorar su mérito y a la incomprensión de algunos de sus miembros -con la que hubo de luchar vanamente el Ministro Morla Vicuña, que era amigo personal del afamado escultor y poseía un refinado gusto estético- se debió que se viese privada la capital del más hermoso de sus monumentos. La maqueta original no ha aparecido, pero es posible que algún coleccionista la tenga en su poder y vuelve a la luz pública algún día. No queda más rastro que esta fotografía sobre seda, reproducida en varias oportunidades por sus descendientes, que doña Victoria Subercaseaux Vicuña conservó hasta la muerte y hoy se exhibe en una de las vitrinas de la tercera sala de la muestra permanente del Museo Nacional Benjamín Vicuña Mackenna. Al su pie se encuentra una dedicatoria manuscrita: "A mi querido y estimado amigo Alberto Mackenna. 1926", primo hermano de don Benjamín. Con todo, dicha fotografía (de 0,155 m. de ancho por 0,22 m. de alto) puede permitir algún día la reconstrucción de la obra de Rodin. La comisión, entretanto, había depositado en el Banco de Matte y Compañía las sumas colectadas en erogaciones de centavos y no se atrevió a encargar otra maqueta, después del triste desenlace del proyecto de Rodin.

Recursos adicionales

Materias: Antropología
readspeaker